Diputado Esteban Velásquez valoró que empresa recicladora de plomo RAM desistiera de ampliarse en Calama

Al respecto el parlamentario de la Federación Regionalista Verde Social por Antofagasta manifestó que “no es casualidad, sino fruto del trabajo que tanto la ciudadanía como nuestra Federación Regionalista Verde Social realizó para denunciar y fiscalizar ante la autoridad a esta empresa que solo contaminaría más nuestra ya azotada ciudad”


El diputado por la Región de Atacama, Esteban Velásquez (FRVS), celebró la decisión adoptada por la empresa RAM Ltda. de retirar el proyecto que pretendía instalar una segunda línea de fundición de baterías de plomo en el sector de Puerto Seco de la comuna de Calama, Provincia del Loa, denominada “Complemento Módulo RAM”.

Al respecto, el parlamentario, quien a principios de marzo – en una de sus primeras acciones fiscalizadoras como diputado – había oficiado al Ministerio de Medio Ambiente, al Servicio de Evaluación Ambiental, a la Superintendencia de Medio Ambiente y a la autoridad sanitaria, para denunciar la intención de RAM, se mostró “muy conforme con la decisión de la empresa que finalmente desiste y retira el proyecto que intentaba ampliar el horno y por lo tanto su operación en cuanto a reciclar plomo y particularmente baterías de plomo del resto del país en la ciudad de Calama”.

Asimismo, Velásquez destacó la labor que en esta presión por bajar el proyecto ejerció la ciudadanía y el apoyo que consiguió de sus colegas de la Federación Regionalista Verde Social, “para pedirle a la autoridad medioambiental y a la propia empresa que entendieran que no están los tiempos para que Calama continúe siendo una zona de sacrificio que ya está contaminada, pero que además se señale que pueden incorporarse otras empresas con los riesgos que esto implica. Yo espero que esto sirva de lección para otras empresas y otras instancias que aún insisten en continuar operando en Calama y no con las medidas medioambientales que corresponden”.

Sin embargo, el diputado fue claro en señalar que “la lucha no termina aquí”, pues aún está pendiente la dictación del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) para la ciudad de Calama y su zona circundante por saturación de MP10 – razón por la que también en su momento ofició a la Subsecretaría de Medio Ambiente – e hizo un llamado a la autoridad medioambiental para que acelere los procesos de elaboración que corresponden.

“Sobre el 90% del material particulado proviene de las grandes industrias mineras, entonces necesitamos con urgencia este Plan de Descontaminación, pero además exigimos que la inversión que debe hacer el Estado para descontaminación debe ser también de ingentes cifras, de tal manera que a la brevedad se sientan esos frutos y podamos hacer mucho más vivible el ambiente en la ciudad de Calama”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.