• 16 de octubre de 2018
  • admin
  • 0

No cabe duda que las regiones aportan al país con  líderes innatos, de esos que hacen escuchar su voz desde distintos frentes y con una mirada regionalista que les da un lugar en la política chilena. Es el caso de Marta Molina Ávila, una linarense que se hizo conocida en la Región de O’Higgins, cuando defendió los derechos de los universitarios como presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Mar y los apoyó luego que esa casa de estudios perdiera su reconocimiento oficial


Para conocer más sobre lo que ha sido su carrera y su aporte a la Federación Regionalista Verde Social (FREVS), donde es secretaria general, conversamos con ella, destacando sus inicios en el Movimiento Regionalista Agrario y Social (MIRAS). “Me integré hace años al equipo parlamentario de la Diputada Alejandra Sepúlveda, con quien fundé el MIRAS, el cual tras el cambio de la Ley en el 2016, se fusionó con otros partidos regionalistas, dando origen a FREVS”.


¿Cómo llega Marta Molina a la política?
“Mis  primeros pasos en política fueron como dirigente estudiantil a cargo de la Federación de Estudiantes de la U. del Mar, en la crisis que terminó con el cierre definitivo de esa institución. Fueron años de lucha intensa hasta lograr la firma del primer convenio de movilidad estudiantil con el cual miles de jóvenes terminaron sus careras, yo misma terminé mi carrera de Kinesiología en la Universidad Católica del Maule”.


¿Qué tan complejo es para una mujer de provincia desempeñarse en un cargo político de carácter nacional?
“La complejidad va mas allá de la residencia, hemos tenido  que superar obstáculos culturales de la segregación de la mujer, romper barreras económicas,  derribar  prejuicios de género y demostrar que nuestra  presencia constituye un aporte significativo para el desarrollo de una sana democracia”.
“El ser una mujer de provincia y lograr llegar a una dirigencia nacional debería ser una constante en el mundo de la política. Los regionalistas sabemos la importancia de la mujer y queremos contribuir a un Chile más justo y descentralizado”.
¿Consideras que se ha avanzado en materia de equidad de género en el ámbito político?
“Se ha logrado un avance con la Ley de Cuotas, pero aún persiste la  sobre presentación en los cargos públicos y de elección popular en el congreso. Hoy los partidos políticos cumplen un rol fundamental y deben fomentar la participación femenina en política, no solo porque la ley lo exige, sino como un deber democrático, que ha sido postergado por un mundo liderado por hombres”.


¿Qué evaluación haces de los primeros 5 meses de gobierno de Sebastián Piñera?
“Tenía mayores expectativas, poco a poco siento que ha ido perdiendo credibilidad, ha cometido muchos errores no forzados a mí parecer. La mala actuación de algunos ministros como el de Educación que fue removido de su cargo hace algunas días, el ministro de Economía que se olvida que hoy es funcionario público y sigue actuando como asesor de inversionistas recomendando que no inviertan en nuestro país, es más que lamentable. Las declaraciones poco afortunadas del ahora ex ministro de Cultura y el debate sobre la violación a los DDHH, y peor aún, que políticos de su sector defiendan el contexto histórico en vez de repudiar los actos cometidos contra seres humanos, independiente del contexto, habla también de falta de liderazgo y la poca coherencia entre el hacer y el discurso”.
“Asimismo, el cierre de grandes empresas que contrasta con las promesas de más y mejores empleos, la cifras económicas que solo favorecen a un porcentaje minoritario de la población, entre otras cosas, reflejan una pobre gestión de este gobierno, lo que se traduce en la baja en las encuestas y en la decepción de muchos que votaron pensando en tiempos mejores”.
“Espero sinceramente que en los próximos años esto mejore y se tomen las mejores decisiones para el futuro de nuestro país”.


A nivel regional, ¿qué opinión te merece el despliegue de las autoridades gubernamentales en la región de O´Higgins?

“A nivel local veo una falta tremenda de desconexión de algunas autoridades locales con las realidades que se viven en los sectores… la falta de experiencia en el servicio público creo que es el mayor de los problemas. Los gobiernos, sin tomar en cuenta el sector político, caen en los caudillismos y es el diputado o senador quien impone su poder y nombra las autoridades a su conveniencia sin pensar en el bien mayor que son los ciudadanos. La gente ya está cansada que la autoridad de turno, que muchas veces no tiene ninguna experiencia, esté a cargo de la toma de decisiones importantes solo por ser de uno u otro partido político”.
“Espero por el bien de las regiones que se den espacios para que las soluciones sean acorde a la realidad del problema y que no se siga intentando “adaptar” las soluciones  a la realidad”.


¿Qué te llevó a militar en la Federación Regionalista Verde Social?
“Como la mayor parte de la población chilena, no me sentía representada por ningún partido político. Nunca milité en uno por esa razón y nació la posibilidad de crear partidos regionales en una sola región, y con esto por primera vez sentí que tenía la posibilidad de estar en un proyecto que naciera desde la gente y que su motor fuera llevar los problemas locales a la problemática nacional… Esos problemas con los que la gente convive diariamente por años y que no tienen eco en los partidos tradicionales. Así nació el MIRAS. Sin embargo, luego de un año la ley cambió y ya no permitía los partidos en una sola región y así nació la Federación Regionalista Verde Social, el año 2017 por la fusión de 4 partidos Regionales: el Frente Regional Popular de la Región de Atacama; Norte Verde de la Región de Coquimbo; Somos Aysén de la Región del mismo nombre; Miras de la Región de O’Higgins; y que actualmente cuenta con cuatro diputados; y donde este año asumí como Secretaría General del partido”.


¿Cómo evalúas el trabajo desarrollado por la Federación en este año vida?
“Creo que la Federación Regionalista ha hecho un excelente trabajo en este año de vida. Tenemos una bancada de 4 diputados y estamos trabajando diversos frentes temáticos que se están impulsando para ir en coherencia con nuestro discurso de empoderar a las regiones, como por ejemplo, impulsar una Ley de Rentas Regionales, que actualmente es parte de la agenda que lleva adelante la Comisión Regionalista de la Cámara de Diputados, que nació a partir del Proyecto de Resolución presentado por los diputados Regionalistas, para exigirle al Presidente de la República un Sexto Acuerdo Nacional por un Nuevo Trato para las Regiones y su Fortalecimiento”.

“Asimismo, hoy lideran la Comisión Investigadora por acuerdo entre Corfo y SQM, y la explotación del litio en el Salar de Atacama, encabezando además propuestas para la creación de una Empresa Nacional del Litio y otras opciones para devolver el Litio Para Chile. Y han sido pioneros en establecer una Agenda en temática Indígena, presentando ya dos proyectos de ley en la línea, el primero que busca incluir la Identidad Indígena en el Carnet de Identidad, y el segundo para crear tres Universidades indígenas Interculturales, en la región de Antofagasta, Atacama y de La Araucanía, ambos en el marco de la creación de la Bancada Indígena que impulsan en la Cámara de Diputados”.
“Desde el partido han definido como parte de su ruta a seguir en los temas sociales, la importancia de terminar con las listas de espera y mejorar los sistemas de salud, por una parte, y rebajar el pasaje del transporte público, por otra, priorizando un trato digno para nuestros adultos mayores, para lo cual ya preparan varios proyectos, todos los que por supuesto representan fielmente lo que me moviliza como su secretaria general”.
“Y precisamente como tal, y porque creo fielmente en que la revolución y el cambio del país parten primero por uno mismo, hoy he puesto todas mis energías en lograr posicionar a la Federación Regionalista en el Primer Lugar de Transparencia de todos los partidos políticos del país a un año de su creación, lo que por supuesto me tiene muy orgullosa, no solo de mi propio trabajo y lo que hemos ido logrando con nuestros representantes en tan poco tiempo, sino sobre todo gracias al esfuerzo del gran equipo que se ha formado y con quienes seguiremos trabajando y avanzando para seguir construyendo con hechos un partido que permita demostrar que la política se puede hacer con la gente y para la gente”.


¿Qué mensaje entregarías a los chilenos para que se sumen a las filas de la Federación?
“Creo profundamente que los Regionalistas marcaremos la diferencia, más allá de un partido político, somos nosotros y nadie más quienes conocemos nuestros territorios y sabemos las necesidades que rodean a nuestras comunidades. La responsabilidad de defender nuestra región está en cada uno, debemos impedir el saqueo desmedido y sin control que no solo afecta la tierra sino también a sus habitantes. Debemos ser nosotros los impulsores y exigir un cambio a un modelo de producción sustentable, amigable con el medio ambiente que nos permita crear un futuro para las nuevas generaciones”.
“Por ello, invito  firmemente a todos quienes se puedan sentir representados con estas ideas a que se sumen a este “hermoso proyecto regionalista”, para que de a poco se logre cambiar el rostro a la política chilena”.


El 2020 se realizarán elecciones municipales y Gobernadores Regionales ¿De qué forma se está preparando la Federación para enfrentar estos comicios?
“Estamos en contacto con líderes sociales que no han tenido la oportunidad de aportar a la política desde una forma concreta y que los partidos tradicionales les han cerrado las puertas y los han utilizado sólo como equipo de campaña. Ahora es el tiempo de ellos y nuestro partido es el espacio para ellos”.
“Asimismo, estamos en constantes acercamientos con dirigentes sociales, de aquellos que conocen de verdad el trabajo en terreno, laboral y territorialmente hablando, invitándolos a pasar de la dirigencia social a la acción política. Y con las nuevas generaciones interesadas en estas lides, por supuesto abriéndoles los espacios para pasar de la crítica social al cambio político”.


Como regionalista, ¿por qué consideras importante avanzar en materia de descentralización para la vida de los chilenos?
“Como regionalista es fundamental la descentralización para el desarrollo equilibrado del país, y, a nuestro juicio, esto parte con darle a las regiones la autonomía política, económica y administrativa, pues sin estos tres pilares en la práctica es imposible avanzar. Estamos convencidos que Chile no puede crecer si antes no crecen sus comunas y sus regiones, y hay que ser de región para comprender que Santiago no es Chile”.
“La riqueza de las regiones no puede ser saqueada, sin que tengamos algo que decir. No pueden seguir existiendo Transantiago con promesas de ley espejo para regiones sin tener idea de en qué se gastan esos recursos. No podemos seguir tolerando que no tengamos especialistas en los hospitales regionales, y que nuestros enfermos deban trasladarse kilómetros para una salud mejor -porque no vamos a decir digna- o simplemente morir en su territorio. Porque en el fondo de eso se trata la descentralización que queremos, de poder otorgarle a las regiones y sus comunas las mismas garantías que los ciudadanos de Santiago tienen, por ejemplo en mayores opciones de salud”.


Finalmente, ¿cómo sueña Marta Molina el Chile del 2050?
“Sueño con un país más equitativo donde los derechos básicos estén garantizados, donde no debamos ponerle apellidos a una educación gratuita y de calidad, donde todos tengamos acceso a una salud digna y de calidad, y también a la vivienda. Un país donde se respete  a nuestros adultos mayores, porque son ellos quienes dieron las primeras y más duras luchas para que hoy podamos tener la libertad de pedir mejorías y soñar un mejor país”.
“Sueño también con un Chile con modelos de producción sustentable, preocupado de su medio ambiente, que aprendió de sus pueblos originarios, respeta su flora y su fauna, y la protege para las nuevas generaciones. Y aunque pudiera para algunos parecer una contradicción, también sueño un país más industrializado -obviamente reforzando el sueño anterior-, con una legislación fuerte en fiscalización y una población también más respetuosa y defensora de los recursos naturales, pero donde no seamos solo productores y explotadores de dichos recursos naturales, sino que capaces de darle valor agregado a lo que es nuestro”.


Así dejamos a Marta Molina con una agenda llena de actividades de la Federación Regionalista, y donde de todas formas esta líder se deja tiempo para soñar por un Chile mejor, uno donde el regionalismo tenga mayor sentido, donde se entienda que Santiago no es Chile, y que “no podemos seguir teniendo un país con ciudadanos de primera y segunda clase, solo porque desde el centro se toman las decisiones políticas y económicas. Queremos que esas mismas decisiones se trasladen a las regiones. ¿Por qué debemos seguir creyendo que sólo en Santiago existe gente idónea para tomar decisiones?… Cuando ya han demostrado que no es así”.