Tras el vuelo denunciado del pasado 10 de julio que llegó desde Cali con 81 pasajeros, 5 de los cuales posteriormente dieron positivo a COVID – 19, y del cual la autoridad dijo fue un caso excepcional, se sumó un nuevo vuelo el pasado sábado 17 de julio el cual arribó con 64 pasajeros, algunos incluso en calidad de turistas, lo que contraviene los protocolos y lo informado por el Minsal, y también fue denunciado por las asociaciones de funcionarios de Aduanas y la DGAC.


El diputado por la Región de Antofagasta, Esteban Velásquez, como ya lo había anunciado tras el vuelo internacional que arribó el pasado 10 de julio al aeropuerto Andrés Sabella de dicha ciudad, ofició a la DGAC, al Ministerio de Salud, al Ministerio del Interior y a la PDI, a fin de que informen con detalle acerca de los vuelos, los criterios y las supuestas excepciones que estarían permitiendo que la empresa JetSmart, de propiedad de Nicolás Ibáñez, siga realizando vuelos internacionales a Colombia, contraviniendo todos los protocolos sanitarios dada la pandemia que afecta al país.

Al respecto, el parlamentario Regionalista Verde, señaló que “mientras el Ministerio de Salud dice en sus tribunas diarias del informe Minsal que hay restricción, que hay protocolos, que hay cierre de fronteras y que, eventualmente, sólo sería el aeropuerto de Santiago desde donde se podrían realizar vuelos internacionales, hemos podido constatar personalmente, como también lo han denunciado las asociaciones de funcionarios de Aduanas y DGAC, que desde Antofagasta se están realizando al menos dos vuelos semanales Antofagasta – Colombia. Hay contradicción absoluta en este enredo y yo diría, incluso, en este encubrimiento por parte del Ministerio de Salud”.

“Y porque sabemos que vuelos internacionales están saliendo desde Antofagasta, es que hemos oficiado a varios organismos como la DGAC, PDI, Ministerio de Salud, Ministerio del Interior para tener claridad al respecto, de qué vuelos se han autorizado, porque hoy día la comunidad desea saberlo y, además, en segundo lugar, porque hay una arista importante, el dueño de JetSmart, Nicolás Ibáñez, es un empresario cercano al gobierno, por lo tanto, nos parece también que hay algún grado de protección y de ayuda a esta empresa”.

Velásquez recalcó que “para evitar toda esta confusión y especulaciones se requiere que la autoridad, en este caso el gobierno, por sus distintas instancias, se pronuncie, porque lo peor que se puede hacer es que hoy día se sigan sucediendo vuelos permanentes desde el aeropuerto Andrés Sabella, vuelos internacionales que ponen en riesgo la salud de todos y todas y la comunidad no tenga claridad de qué es lo que sucede”.

En resumen, el diputado explicó que los oficios buscan recabar la información respecto a cuántas personas han ingresado en aeropuertos distintos al Arturo Merino Benítez, en el caso de la DGAC; al Minsal para que señale cuáles son los criterios, las excepciones y cuántas veces han sido aplicadas; a la PDI para que indique qué personas ingresaron por pasos distintos al aeropuerto de Santiago, tanto residentes como no residentes; y al Ministerio del Interior referida específicamente a la resolución emanada desde esta entidad, que establece las prohibiciones para el ingreso al país, a fin de conocer si ha tenido modificaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *