“En un hecho inédito choferes de Taxis y Uber se unen para rechazar una proyecto que solo beneficia a los dueños de las plataformas y no a los microempresarios”, señaló Mulet.


El diputado de la Federación Regionalista Verde Social e integrante de la Comisión OOPP, Transportes y Telecomunicaciones, Jaime Mulet, junto a la diputada Daniela Cicardini (PS) y Daniel Núñez (PC), además de choferes y dirigentes de taxis y plataformas agrupados en CONATACHCONATAXI, ACUA CHILE, MTM, AGECOPVR,  presentaron este jueves una declaración pública para rechazar la denominada “Ley Uber”, la cual a su juicio “es extremadamente lesivo para los intereses de los trabajadores del transporte menor de pasajeros, particularmente para los taxistas básicos, como para los conductores dueños de vehículos que trabajan con plataformas (Uber y otras) y también para los colectiveros”.

Al respecto, el parlamentario señaló que “es muy importante haber reunido a taxistas y a conductores dueños de vehículos de plataformas, como Uber, Cabify y otros, asi como también a colectiveros que son decenas de miles en todo el país, que se unen – cosa inaudita en ninguna parte del mundo ha sucedido esto-, porque la ley como lo ha planteado la ministra Hutt y el gobierno del presidente Piñera, es una ley que beneficia exclusivamente a los dueños de las plataformas como Uber y otras. Osea es una ley a la medida de ellos”.

“El proyecto tal como está lo que está haciendo es depredando el trabajo tanto de conductores dueños de vehículos de plataformas como el trabajo de los taxistas que obviamente tienen una competencia. Y las tarifas que normalmente se dice que bajan, lo hacen solo transitoriamente, porque las plataformas cobran comisiones a los conductores que llegan en algunas oportunidades hasta el 40% del valor del viaje. Entonces lo que sucede hoy en Chile es que se están uniendo estos dos sectores para enfrentar esta ley extremadamente liberal que está impulsando la ministra Hutt. Y lo que queremos es reponer indicaciones que presentamos con la diputada Cicardini y otros parlamentarios en la comisión, para que se establezcan límites a la entrada indiscriminada de vehículos y condiciones mínimas también de tarifas de manera que acá taxistas puedan competir en igualdad de condiciones con los vehículos de aplicaciones”.

En tanto la diputada Daniella Cicardini, fue tajante en señalar que “aquí el gobierno mintió, primero se comprometió en avanzar en la tarificación, pero luego se desdijo de esto afectando principalmente a los choferes de taxi y de las aplicaciones”.

“Aquí el ejecutivo no ha cumplido y es una pésima señal. La ministra de Transportes a nuestro juicio parece más una relacionadora pública de las aplicaciones que una autoridad que debe velar por todos los chilenos y chilenas. Acá todos estamos por avanzar pero no de la forma que el gobierno propone, sin tomar en cuenta a los principales actores”, dijo la diputada PS.

 En la misma línea, Patricio Avendaño, secretario Sitrabae, multigremial de taxistas, recalcó que “este proyecto es malo porque lamentablemente no se está poniendo una cantidad definida de vehículos que ingresen a trabajar por aplicaciones. Los taxistas estamos en este país desde 1930, y siempre hemos tenido normas y hoy tenemos el parque congelado, lo que quiere decir que nosotros tenemos una cierta cantidad de taxis para nosotros poder prestar nuestros servicios a nivel nacional, entonces lo que queremos es que también las aplicaciones tengan una cierta cantidad de vehículos y no se quede indiscriminadamente el parque abierto. En definitiva, así como nosotros tenemos normas, que ellos también las tengan. Estamos abiertos  a que a estos vehículos que trabajan por aplicaciones tengan una patente distintiva como los taxis y los colectivos, los radiotaxis, con un color definido. Queremos hacer ese “enmarcamiento” para que esté inserto en el proyecto, porque creemos que es importante que tanto el usuario como las autoridades tengan la posibilidad de identificar con facilidad los vehículos que son para transporte público”.

Finalmente, los representantes de gremios privados de plataforma, Daniela Saba, presidenta de AQUA, y Javier Schlack, presidente de AGECOP V REGIÓN, señalaron que “hemos buscado la unidad porque hemos entendido que los taxis están absolutamente precarizados y nosotros también. Hoy en día a los conductores de aplicaciones no nos están llegando viajes porque están entrando autos en forma indiscriminada. Estamos en la misma lucha por una tarificación, porque cada día las aplicaciones no les interesa fidelizar al conductor, lo único  que les interesa es que a diario entren 30 o 40 autos diarios y eso hace que los conductores se precaricen. No tenemos seguridad, entre muchas otras cosas”.

“La guerra no se produce solo con los taxis sino que entre las mismas plataformas. plataformas que llegan a Chile llega bajando los precios más allá del costo que significa la mantención del vehículo y el mismo dinero que tiene que llevar el conductor a su casa. Por eso nosotros hemos solicitado a la ministra a través de la comisión de Transporte que coloque una indicación que hable de “Tarifa piso”, cosa que el negocio entre las plataformas sea equitativo y así no también tener una lucha desleal contra los taxis”, concluyeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *