• 16 de octubre de 2018
  • admin
  • 0

Jaime Mulet: “Pascua Lama y Barrick es el epítome de lo que no se debe hacer en lo que proyectos mineros respecta”.


El   partido   Federación   Regionalista   Verde   Social   expresó   su profunda  satisfacción  tras  conocer la decisión del primer tribunal ambiental de Antofagasta de cerrar de forma definitiva el proyecto aurífero Pascua-Lama.
El diputado y presidente nacional de la colectividad, Jaime Mulet, celebró la decisión y explicó que “Pascua Lama y Barrick es el epítome de lo que no se debe hacer en lo que proyectos mineros respecta. Barrick es una empresa que incumplió con la resolución de calificación ambiental, de las cuales se le aplicaron más de treinta sanciones que aplicó la superintendencia de medio ambiente y que culmina con esta buena decisión del tribunal medio ambiental de clausura definitiva”.
El  representante  de  Atacama  agregó  que  “Barrick  no  cumplió  con  sus  compromisos  con  la comunidad. Ellos adoptaron una serie de compromisos con el trabajo y pymes locales y la verdad es que todo terminó siendo un engaño y ambientalmente también ocurrió lo mismo, por lo que obraron mal en absolutamente todos los campos posibles”.
“Que se clausure definitivamente este proyecto me parece muy bien, porque además se afectaba profundamente  la  cuenca  hidrográfica  del  valle  del  Huasco  y  traía  consigo  consecuencias que podrían haber sido catastróficas sobre todo con empresas que no son capaces siquiera de cumnplir con los compromisos que asumió voluntariamente. Argumentó el parlamentario.
Por su parte, el ex parlamentario y vicepresidente de la colectividad, Esteban Valenzuela, explicó que “El fallo va en el camino correcto y entrega una señal potente, que es parte de la visión de nuestro partido; La minería no debe quedarse en el mero cumplimiento de lo que establece la ley y los parámetros medioambientales exigidos por el Estado a través de las resoluciones de calificación ambiental, sino que hay que ser más estrictos e ir más allá. Hoy Estados Unidos, Canadá y en general los países del primer mundo, cuentan con estándares más elevados en donde las comunidades afectadas participan incluso de las utilidades que general los proyectos”.
“Valoramos la altura de este fallo que indica que estamos subiendo el nivel de exigencia para aprobar este tipo de iniciativas. La decisión va por el camino correcto y nosotros como partido queremos que podamos seguir subiendo las exigencias para contar con proyectos mineros limpios, impecables en donde la comunidad no solo no se vea afectada ambientalmente, sino que pueda obtener recursos y ser parte de la bonanza que permite la extracción y explotación de los distintos recursos naturales”, finalizó Valenzuela.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *